Blogia
El Sumidero

TAI-CHI

Son ya dos meses los que llevo dedicándome a la práctica del Tai-Chi. Como algunos ya sabéis es un arte marcial, quizá no tan abyecto como otros más populares, pero igualmente efectivo. Lo que más me fascina, sin duda, es experimentar ciertas sensaciones que son producto tanto de un trabajo físico como mental, entendiendo el cuerpo como una unidad; lo que afecta a una parte, afecta al todo (misticismos aparte). Solemos comenzar con una relajación; imprescindible eliminar tensión antes de forzar el cuerpo. Los ejercicios están enfocados principalmente a fortalecer y a aprender a usar los grandes músculos, sobre todo los de la espalda, colocando cada cosa en su sitio. Importante es la visualización del cuerpo. Suena raro, pero ayuda a entender los cambios que se obran en tu cuerpo una vez realizados los ejercicios, a darte cuenta de cómo, por ejemplo, cambia el arco lumbar al final de una sesión, cómo cada hueso y músculo ocupan el lugar que les corresponde y que al inicio de la clase parecían estar "dispersos".
Sufro una enfermedad que afecta de manera agresiva a la espalda llamada Espondilitis Anquilopoyética, y prácticamente todos los deportes, excepto la natación, están restringidos. Los ejercicios que practico con el Tai-Chi son parecidos, incluso más completos, que los usados en rehabilitación; de hecho, en la última revisión médica me fue aconsejada esta práctica. Por último y muy importante: el entorno donde practicar el Tai-Chi. Poco recomendable el gimnasio con bacalao aeróbico dando por el saco. Ánimo y probad. ¡¡Lo mismo buscando un Chakra encontráis el punto G!!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

jordi -

Pues ya vamos siendo unos cuantos con Espondilitis los que nos sentamos frente al ordenador.
Un saludo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres